afrontar navidades

Cómo afrontar las navidades

Durante las fechas navideñas es muy común escuchar a personas que disfrutan de estas fechas y a otras que, por el contrario, afirman odiar la navidad y querer desaparecer hasta pasados los reyes. Cada uno tenemos nuestra propia percepción dependiendo de nuestras vivencias personales, que hacen que les demos a estas fechas un significado u otro.

Hay varios motivos que pueden hacer que estas fechas se nos hagan más cuesta arriba, aquí os explico algunos de ellos:

Ausencia de un ser querido: Perder a una persona querida nos produce muchas emociones: dolor profundo, tristeza, rabia… en muchas casas se vive el síndrome de la silla vacía; cuando la silla que ocupaba esa persona se encuentra vacía y sabemos que ya no volverá. Los recuerdos sobre la persona que se ha ido pueden llenar nuestra mente y conectarnos con el dolor que produce la ausencia. Sé paciente con tus emociones: permítete hablar de tus sentimientos sin tenerles miedo, llorar a ratos y disfrutar otros… Entiende también que no hay dos duelos iguales, y cada miembro de la familia lo vivirá a su manera; no debemos juzgar las reacciones de nadie al respecto, cada persona lo afronta a su manera. Si compartimos nuestras emociones es muy probable que veamos que esto le sucede a más de un miembro de la familia y podamos descargarnos y recordar lo afortunados que hemos sido al haber tenido a esa persona con nosotros.

Problemas alimenticios: Estos días en que las celebraciones giran en torno a una mesa repleta de comida, pueden ser especialmente complicados para las personas que sufren problemas relacionados con la alimentación (anorexia, bulimia, intolerancias, problemas digestivos, etc.).

Exceso de gastos: Es posible que nuestros valores o nuestra situación económica actual choque con el consumismo de estas fechas y los excesos de comida, regalos, etc. Aquí nos encontramos delante de una situación donde nuestro criterio personal puede chocar con el que comparte el resto de nuestra familia y ser fuente de conflictos.

Adicción al alcohol: Estos días en los que no falta el vino, el cava, etc. y que están llenos de celebraciones acompañadas de alcohol; pueden ser muy difíciles para las personas que presentan problemas con el control del consumo de alcohol o que se encuentran en tratamiento de deshabituación. Al ser una droga socialmente aceptada, está bien visto su consumo o incluso se incita a ello durante las Navidades. Por este motivo, pueden ser fechas muy complicadas para estas personas.

Confictos familiares: en estos días en que nos juntamos con toda la familia es probable que se den situaciones tensas o dinámicas familiares disfuncionales. Es importante intentar no entrar en provocaciones con familiares con los que sabemos que se dan más conflictos o que se alteran cuando toman alcohol; y también evitar conversaciones que pueden generar conflictos.

Cada uno de nosotros tiene una historia familiar y personal detrás que marca como interpretamos las Navidades y cómo las vivimos. Si sientes malestar y necesitas apoyo emocional o ayuda psicológica, no dudes en pedirla. La psicoterapia nos puede ayudar en muchas ocasiones a reforzar los lazos familiares y a aliviar nuestro sufrimiento.

 

Un comentario en “Cómo afrontar las navidades

  1. Jose Miguel Pena Noguero dijo:

    Me gusta tu forma de tratar el tema y estoy completamente de acuerdo en los diferentes puntos .
    Todas las reflexiones que haces estan muy bien argumentadas y pueden ser de ayuda para mas de uno de los que leamos este pequeño escrito……No todo es felicidad y consumismo desbocado…hay que profundizar y pensar en todos los estratos de la sociedad que son variados y muy diferentes unos de otros….Yo diria que demasiado….
    Bravo Silvia Noguero….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *